ShareThis

martes, 20 de marzo de 2012

Blogger


Actualmente, el término blogosfera es utilizado constantemente referido a fuente de información. Esto es debido a que cada vez más gente, de forma habitual, utilizamos los blogs para extraer información que nos es útil en nuestra práctica profesional o cotidiana y también para crear un espacio propio, donde publicar aquello que consideramos oportuno sea compartido en Internet.

Para crear uno de estos espacios en la red que se denominan “blog” actualmente contamos con un gran número de plataformas, pero una de las más populares para este fin es Blogger. 
Para crearnos una cuenta de blogger y poder comenzar a publicar nuestros posts o entradas, lo primero que debemos hacer es ir a  www.blogger.com e introducir nuestro nombre de usuario de Google, ya que Blogger pertence a la multinacional Google Inc., o nuestro correo de Gmail y nuestra contraseña.

Si no poseemos una cuenta de Google, debemos crearnos una, que implicará la creación de una cuenta de correo electrónico con Gmail. Una vez creada la cuenta podremos acceder a todos los servicios que nos ofrece Google y que son herramientas tan útiles como Google Docs, Google Reader o Youtube.

Una vez que hemos accedido al servicio de Blogger, y tras pinchar en el botón “Nuevo Blog”, debemos elegir un título para nuestro blog, que más tarde podremos cambiar. Al igual que el siguiente elemento que debemos introducir, la dirección de nuestro blog, es decir la URL. En este caso, y a diferencia del título, no puede contener espacios, tildes u otros caracteres como “ñ”, “@”, “#”, “ç”… etc., pero sí números. En este apartado es importante comprobar la disponibilidad, ya que en muchas ocasiones, la dirección que queremos que tenga nuestro blog ya ha sido seleccionada previamente por otros usuarios.
Tras elegir el título y la dirección del blog solo nos queda un paso más para tener creado nuestro blog; elegir una plantilla que, de nuevo, podrá ser cambiada y/o personalizada posteriormente.

Y así de fácil hemos creado nuestro propio blog, en el que ya podemos comenzar a publicar entradas si lo consideramos oportuno. Para ello, debemos pinchar en el botón "entrada nueva", tras lo que nos aparecerá la pantalla que aparece en la siguiente imagen, la cual posee el aspecto clásico de un procesador de textos en el que podemos modificar la fuente de escritura o insertar links o enlaces, imágenes, vídeos, etc., además de etiquetas, es decir, los temas principales que se abordan en la entrada, y que luego podrán servir como motor de búsqueda desde nuestra página de inicio del blog ya que ayudan a los lectores en el seguimiento de un tema concreto.  



No considero necesario continuar hablando sobre las opciones que nos ofrece Blogger, ya que a partir de ahora debemos investigar, o más bien "trastear", con el fin de modificar todos los elementos de la configuración y del diseño para que nuestro blog se adapte a las características que buscamos, o sencillamente, a nuestros gustos personales.




0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada