ShareThis

lunes, 26 de marzo de 2012

e-learning & b-learning

Desde hace relativamente poco tiempo y de manera cada vez más frecuente escuchamos los términos e-learning y b-learning asociados al contexto educativo. Pero muchas veces pasamos por alto su significado y ambos conceptos los introducimos en el mismo saco, el de las TIC. Sin embargo, estos conceptos tienen unas características diferenciadas, si bien es cierto, que coinciden en muchos puntos.

El e-learning es una modalidad de educación virtual a distancia basado en el uso de dispositivos electrónicos tales como ordenadores, netbooks, teléfonos móviles y más recientemente tablets y smartphones, entre otros. Se utilizan por tanto, herramientas digitales, así como aplicaciones, para que el proceso de Enseñanza-Aprendizaje sea posible.

Como vemos, con el e-learning los alumnos se comunican y colaboran entre sí, junto con los docentes, es decir, al mismo tiempo se establecen relaciones horizontales (entre alumnos) y verticales (alumnos-docente).

Otro aspecto destacable de este modelo educativo es que se puede llevar a cabo independientemente del nivel educativo en que estén los alumnos. El e-learning puede funcionar tanto en la Educación Primaria como en la Universidad, o en cualquier otro contexto educativo, especialmente en aquellos que se sitúan fuera de la educación formal, pues responde a la necesidad de formación permanente.

Vemos por tanto numerosas ventajas que tiene el e-learning respecto al modelo educativo tradicional. En esta comparativa podemos añadir que con el e-learning se puede llevar a cabo una mayor conciliación de la vida familiar y laboral, debido a que el aprendizaje no se desarrolla en un espacio determinado, ni se ajusta a horarios, o al menos, son más flexibles. Ésto implica la eliminación de barreras para que determinados sectores sociales puedan incorporarse al sistema educativo. Además, la utilización de este modelo supone una inmersión práctica en un entorno web 2.0, es decir, más acorde al camino actual y futuro que está tomando la sociedad. 

El e-learning también supone una reducción de costes, aspecto importante en la actualidad, marcada por una inestable situación económica. Este ahorro proviene de la menor utilización o eliminación del libro de texto, el innecesario acondicionamiento de un aula o el cese en el coste de transporte para asistir a un centro educativo, entre muchos otros.

Sin embargo, cuando hablamos de e-learning el significado de ahorro no es sinónimo de menos recursos, ya que al tratarse de una actividad realizada en la Red disponemos de una enorme variedad de medios a nuestro servicio con el fin de mejorar el proceso de Enseñanza-Aprendizaje.

Por otro lado, el término b-learning corresponde a una modalidad de aprendizaje semi-presencial, que combina asistencia a un centro educativo y actividades propias del e-learning, aprovechando las posibilidades de ambas modalidades de aprendizaje.

El b-learning tiene una gran ventaja respecto al e-learning. Se trata de la interacción física y el establecimiento de vínculos, especialmente importante en edades tempranas de desarrollo cognitivo. De hecho, el elemento más importante que posee la Escuela es la capacidad de socialización que tiene sobre los  alumnos.

Actualmente, en este proceso de cambio en el que está sumido el Sistema Educativo, la modalidad del b-learning toma ventaja sobre el e-learning ya que, gracias a plataformas de aprendizaje en línea como Moodle, es mucho más frecuente en la educación Universitaria. No así, en las etapas Primaria o Secundaria, en las cuales queda mucho por hacer para que estas modalidades educativas sean una realidad.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada